• cmaasesoriainfo

5 consejos para encontrar al mejor asesor

Si te has decidido a emprender ya te habrás dado cuenta que necesitas a alguien que te explique cómo funciona este mundillo, ese es tu asesor.



Elegir un asesor, especialmente para aquellos que habéis iniciado un negocio recientemente o que estáis en ello, es un asunto muy importante. Tengamos en cuenta que se trata de un servicio de pago (por lo que debemos elegir bien para no tirar nuestro dinero) y además, de que esa será la persona que llevará las cuentas de la empresa y te aconsejará para llegar a lo más alto.


¿Qué tiene que cumplir nuestro asesor para ser el adecuado para nosotros?


1. Que tu asesor tenga formación acreditada

Un asesor acreditado significa un distintivo de calidad que se traduce en confianza y competencia.

La acreditación es, además, una muestra de experiencia y de que tu asesor está al día, pues esas acreditaciones no son gratuitas ni se sortean en la feria del pueblo.


2. Pregunta a otros profesionales e infórmate en redes sociales

Si conoces a otros profesionales con negocios y que trabajan con gestorías o asesores, consúltales. Y si os dedicáis a la misma actividad, la referencia es todavía más valiosa, pues el

asesor estará más familiarizado con el sector.


Redes sociales profesionales como Linkedln te pueden ayudar a contactar directamente y examinar su experiencia previamente. En Facebook e Instagram también puedes encontrar cuentas que te ayuden como la nuestra.


3. ¿La geografía cuenta?

Muchos autónomos y empresarios buscan un asesor que esté a la vuelta de la esquina, pero eso no es algo relevante hoy en día.


Nosotros trabajamos mucho la asesoría online 100% lo que nos permite teletrabajar en algunas ocasiones y poder asesorar en todo momento a nuestros clientes estén donde estén. Así que no importa donde esté tu asesor mientras sea profesional.


4. Entrevista a diferentes candidatos

Se trata no sólo de cerciorarte de que tu futuro asesor cumple con los criterios fundamentales de un profesional, sino de “conectar” con él.

Al fin y al cabo deberéis trabajar juntos, aunque sea a la distancia, que es como a veces funcionan mejor las grandes relaciones.


5. Divide las tareas y negocia las condiciones

Cada vez son más los pequeños empresarios que quieren conocer mejor la salud económica de su negocio, por lo que la figura del asesor tradicional está evolucionando en una relación colaborativa.

Llevar tus facturas, gastos, pagos y cobros te hace conocer de primera mano tu negocio. Por lo que puedes dividir todas las tareas con tu asesor de modo que sea él quien te lleve los impuestos y te asesore sobre decisiones financiera.


Por último, recuerda que un buen asesor puede ser un gran activo para tu negocio. Así que enfócalo como una inversión y no como un gasto.


Y si todavía no conoces a ninguno, o quieres trabajar con nosotros ¡escríbenos!

0 visualizaciones0 comentarios